¿Qué es Reiki?

¿Qué es Reiki?

Reiki es un método de curación muy antiguo que se mencionó hace más de 2.500 años en los antiguos sutras sánscritos, y fue redescubierto por el Dr. Mikao Usui, un monje budista de Japón, en el siglo XIX. Desde entonces, también se habla del sistema Usui de Reiki.

 

La palabra “Reiki” es una palabra japonesa que significa “energía vital universal“, “energía integral” o “esencia espiritual“.

 

Reiki es un método natural y muy eficaz para transmitir la energía vital universal, que conduce a una relajación profunda y una armonización del equilibrio energético.

Se llama la fuerza que nutre y sostiene nuestro cuerpo. Cuando el iniciado en Reiki pone las manos sobre el cuerpo de su cliente se inicia un flujo de energía que se percibe como calor, hormigueo o incluso pulsación (pero no necesariamente).

 

El término “Reiki” consiste en los dos signos “Rei” y “Ki”. El “Ki” se conoce como el término correspondiente “Chi” o “Qi” de las enseñanzas de Tai Chi o Qi Gong.

 

Rei” significa alma, lo más profundo, todo lo abarca.

Ki” significa esencia interna, por ej. la suma de todas las características de una persona. Al mismo tiempo, también describe la radiación energética de un ser, de algo existente, su “energía vital”.

 

Reiki equilibra cuerpo y mente y trabaja en todos los niveles: Los niveles físicos, mentales, y emocionales. 

 

Reiki promueve la autocuración, fortalece el cuerpo y la mente, disuelve los bloqueos, limpia los venenos, equilibra los centros de poder (chakras) y los canales de energía (meridianos), restaura la armonía y fluye en cantidades ilimitadas. Reiki enseña el crecimiento espiritual, la transformación y la bendición espiritual.

Reiki es así un regalo inconmensurable para nosotros.

 

El modo de acción de Reiki:  Cómo funciona Reiki, no se puede describir exactamente porque el efecto se puede detectar, pero no el modo de acción. El Dr. Chujiro Hayashi (el estudiante más famoso del fundador de Reiki, el Dr. Mikao Usui) dejó en sus documentos la siguiente tesis:   Reiki encuentra la causa de los síntomas físicos, equilibra o repone las vibraciones requeridas, estimula la autocuración y restaura la salud holística.   Con mucho gusto, se busca la analogía con el agua para describir el efecto de Reiki. Si viertes un cubo lleno de agua en una calle con baches, el agua se esparcirá en los baches. No tienes que ir a cada hoyo y llenarlo; El agua fluye voluntariamente en cada una. Así es exactamente cómo funciona Reiki. Deja que el Reiki fluya y la energía se reunirá voluntariamente donde sea necesario.   Esta descripción del modo de acción es obvia, pero no es científicamente verificable. El efecto de Reiki es diferente para cada persona.

Reiki recuerda nuestra naturaleza más íntima, algo que siempre ha estado allí. El libre albedrío del receptor de Reiki nunca se ve afectado por la energía de Reiki. La energía de Reiki fluye en un tratamiento hacia donde más se necesita y cómo es apropiado para el receptor.

Reiki relaja y mejora el bienestar interior, es ideal para aliviar el estrés, recargar las baterías, relajarse y volver a encontrar su paz interior. Pero Reiki también está en contacto con la propia intuición, la voz interior, un camino espiritual hacia uno mismo.

El objetivo de Reiki es crear armonía en todos los niveles del SER, es decir, en el cuerpo, en la conciencia, en el campo del aura y en el ámbito emocional. El resultado es la integridad, la curación, la salud y la ausencia de bloqueos.

Efecto del Reiki a nivel físico: Reducción del estrés – Relajación – Calmante – Fortalecimiento del sistema inmunológico – Purificación de toxinas – Apoyo de procesos de curación, por ejemplo: dermatitis atópica, alergias, cáncer, irritación nerviosa, asma, tumores, psoriasis, cicatrización acelerada de heridas, …

Efecto del Reiki a nivel psiquico: Armonizando la esfera emocional, el equilibrio, los sentimientos se experimentan de manera más vívida, más satisfactorios, la fuerza interior se acumula, los sentimientos reprimidos y rechazados se trabajan conscientemente y se integran nuevamente, el estrés se alivia, el amor se vuelve palpable, una mayor sensibilidad, curación en las relaciones, una reducción de la ansiedad, una apertura y un centrado, …

Efecto del Reiki a nivel mental: La intuición se desarrolla e intensifica, el desarrollo de un potencial propio, una buena apertura para imágenes e ideas, nuevas experiencias, apertura hacia la vida, creatividad, actitud positiva ante la vida, reconocimiento de la tarea de toda una vida, promoción del autodesarrollo, percepción de universales más amplias, poder de decisión nítido, …

Efecto del Reiki a nivel espiritual: Meditación, aura mayor y más fina, conexión con niveles más altos, desarrollo de habilidades espirituales, expansión de la conciencia, confianza en el plan divino, conocer el propósito de la vida, …

Nunca podremos entender completamente qué es la energía de la vida, porque la vida es más grande que nosotros.

Por cierto, no tienes que “creer” en Reiki para que funcione. Lo crucial no es la creencia en Reiki, sino el estar abierto para recibirlo.

Reiki no reemplaza a un médico ni a un naturópata, pero puede ayudar a respaldar la terapia sugerida por los profesionales.